Las familias numerosas o con descendientes a cargo con discapacidad pueden solicitar desde hoy la nueva ayuda fiscal de 1.200 euros

Las familias numerosas o con descendientes a cargo con discapacidad pueden solicitar desde hoy la nueva ayuda fiscal de 1.200 euros

(Cinco Días, 07-01-2015)

Los beneficiarios de las tres nuevas deducciones que el IRPF incorpora en la reforma fiscal para el apoyo a la familia podrán solicitarlas por Internet a partir de hoy para su abono anticipado. Estas deducciones se incluirán después en la declaración anual de IRPF del 2015, que se presenta en 2016, donde se regularizarán las cantidades que se hubieran percibido como abono anticipado. La Agencia Tributaria ya ha enviado cartas a los beneficiarios potenciales, con los requisitos y procedimientos para la percepción mensual de estos impuestos negativos.

La solicitud se realizará de forma colectiva o individual mediante la presentación del nuevo modelo 143, por cada una de las deducciones, acumulables entre sí, a las que los beneficiarios tengan derecho: 100 euros mensuales por familia numerosa y por cada descendiente y ascendiente con discapacidad o 200 euros en el caso de familias numerosas de categoría especial. Según datos de Hacienda, las deducciones podrán alcanzar los 1.200 euros anuales por cada descendiente o ascendiente con discapacidad y por familia numerosa, y los 2.400 euros en el caso de familias numerosas de categoría especial. 

 

España quiere firmar un acuerdo para que haya un intercambio automático de información fiscal con Andorra

España quiere firmar un acuerdo para que haya un intercambio automático de información fiscal con Andorra

(El País, 08-01-2015)

La primera visita del presidente español Mariano Rajoy a Andorra busca más allá de firmar un acuerdo para evitar la doble imposición. Fuentes del ministerio de Hacienda aseguran que el convenio no solo recogerá un acuerdo para evitar la doble imposición que interesa sobre todo a Andorra porque permitirá a los empresarios de este país hacer negocios en España pagando menos impuestos, sino que también quieren incluir el intercambio automático de información fiscal.

El nuevo convenio se limitará a las rentas a partir de 2010 y entrará en vigor progresivamente desde 2016 para llegar a una aplicación definitiva en 2018, cuando estaría listo el sistema de intercambio automático de información fiscal, tal como ha fijado la Unión Europea. No obstante, desde Andorra este segundo punto se ve con mayor cautela. Así, el ministro responsable de Finanzas, Jordi Cinca, aseguró que el convenio que se va a firmar hoy se limita a incorporar el compromiso de Andorra de seguir la evolución que marque la OCDE siga en materia de intercambio de información.

Todos los países de la OCDE se incorporan a ese intercambio de información automático en 2018 y Andorra también lo hará. 

 

Compatibilidad entre la pensión de jubilación y el trabajo (jubilación activa)

Compatibilidad entre la pensión de jubilación y el trabajo (jubilación activa)

La normativa laboral permite al trabajador compatibilizar su pensión de jubilación con un trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia.

Compatibilizar el trabajo con el cobro pensión

Una mujer está cobrando una pensión jubilación. Si quiere compatibilizar el trabajo con el cobro pensión.

¿En cualquiera de los casos tiene que haber cotizado 35 años? ¿Si no tiene los 35 años cotizados hay alguna posibilidad de compatibilizar trabajo con pensión? ¿Trabajo tanto por cuenta propia como por cuenta ajena? ¿La cotización en este caso de jubilación parcial a cuanto asciende?

Regla general

El disfrute de la pensión de jubilación total es incompatible con todo trabajo del pensionista por cuenta propia o ajena que dé lugar a su inclusión en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social, con trabajos para cualquiera de las Administraciones públicas así como con la actividad desarrollada por cuenta propia por los profesionales colegiados, si aquella determina su inclusión en un régimen del sistema. En caso de reincorporación a la vida laboral a jornada completa la prestación queda suspendida y las nuevas cotizaciones mejorarán la pensión, aumentando el porcentaje a aplicar a la base reguladora en función de los años de cotización y reducirán los coeficientes reductores de los supuestos de acceso anticipado a la pensión de jubilación.

Por tanto, conforme a lo estipulado en la normativa de Seguridad Social, la pensión de jubilación, como norma general, es incompatible con la realización de cualquier trabajo del pensionista, por cuenta ajena o propia, que dé lugar a su inclusión en el Régimen General o en alguno de los Regímenes Especiales.

Salvedades

No obstante, existen ciertas salvedades previstas legalmente, especialmente a raíz de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, y que prevén la compatibilidad de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista.

Así, el percibo de la pensión de jubilación será compatible con:

- La realización de trabajos por cuenta propia cuyos ingresos anuales totales no superen el salario mínimo interprofesional (SMI), en cómputo anual. Si realizan estas actividades económicas no estarán obligados a cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social. Estas actividades no generarán nuevos derechos sobre prestaciones.

- La realización de un trabajo a tiempo parcial minorándose la cuantía de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable.

- La realización de una actividad, sea por cuenta ajena o por cuenta propia, siempre que se acceda a la pensión de jubilación una vez cumplida la edad que corresponda en cada caso, sin tener en cuenta bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran corresponder.

Compatibilidad entre la pensión de jubilación y el trabajo a partir del 17-03-2013 (jubilación activa establecida por RDL 5/2013)

El disfrute de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, es compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista, en los siguientes términos:

- El acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad que en cada caso resulte de aplicación, sin que, a tales efectos, sean admisibles jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran ser de aplicación al interesado.

- El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100% (es decir, sin tener coeficientes reductores). Lo que significa que tiene que haber cotizado por lo menos 35 años.

- El trabajo compatible podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial.

Cotización: Durante la realización del trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, si bien quedarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8%, no computable para las prestaciones, que en los regímenes de trabajadores por cuenta ajena se distribuirá entre empresario y trabajador, corriendo a cargo del empresario el 6% y del trabajador el 2%.

Cuantía de la pensión: Será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública o del que se esté percibiendo en el momento de inicio de compatibilidad con el trabajo, excluido en todo caso, el complemento por mínimos cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista. La pensión se revalorizará en su integridad en los términos establecidos. No obstante, en tanto se mantenga el trabajo compatible el importe de la pensión más las revalorizaciones acumuladas se reducirán en un 50%.  El pensionista no tendrá derecho a los complementos para pensiones inferiores a la mínima durante el tiempo en el que compatibilice la pensión con el trabajo.

Requisitos de la empresa: Para poder contratar a un empleado que compatibilice la pensión de jubilación con el trabajo, la empresa no podrá haber efectuado despidos improcedentes de ese mismo grupo profesional en los seis meses anteriores a la contratación.  Asimismo, mientras el contrato esté vigente, deberá mantener el nivel de empleo existente antes de la contratación (a estos efectos, no computarán los despidos procedentes, las finalizaciones de contrato temporal o las bajas voluntarias).

Jubilación flexible

A pesar de la nueva regulación de la jubilación activa que ya hemos comentado, si el jubilado no cobra una jubilación que alcanza los 35 años, es decir, que esté percibiendo el 100% de la base reguladora, o bien no cumple algunos de los requisitos indicados anteriormente, podrá acudir a la denominada jubilación flexible, que es la derivada de la posibilidad de compatibilizar, una vez causada la pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial, dentro de los límites de jornada a que se refiere el artículo 12.6 del E.T., con la consecuente minoración de aquélla en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable.

A partir del 17-03-2013, el límite de reducción de jornada se sitúa entre un mínimo del 25% y un máximo del 50%. Consecuentemente, el jubilado debe realizar una jornada entre el 75% y el 50% de la jornada a tiempo completo.  Si como se ha dicho, el pensionista no ha llegado al 100% de su base reguladora, las cotizaciones efectuadas en la actividad realizada, durante la suspensión parcial del percibo de la pensión de jubilación surtirán efectos para la mejora de la pensión una vez producido el cese en el trabajo, por lo que las cotizaciones del contrato a tiempo parcial serán las aplicables legalmente.

Es posible compatibilizar el cobro de una pensión de jubilación con la realización de un trabajo por cuenta ajena. En caso de que se acceda a la situación de jubilación flexible, las cotizaciones efectuadas repercutirán en la pensión definitiva.

 

Sucesión de empresas: antigüedad y periodo de prueba del trabajador despedido

Sucesión de empresas: antigüedad y periodo de prueba del trabajador despedido

Si en la prestación de servicios existió una previa resolución de la relación laboral por causa objetiva y válida sin fraude en la sucesión contractual, no se computa la antigüedad desde el comienzo, sino que se limita a la nueva contratación.

Nueva relación laboral

Una empresa cuyo convenio obliga a las empresas adjudicatarias de un servicio a subrogar los trabajadores que prestaban servicios en la empresa adjudicataria saliente se encuentra con que en un caso determinado al entrar en un nuevo servicio adjudicado acuerdan con un trabajador que lo contratarían pero como nueva relación laboral, ya que entendían que podían no darse todos los requisitos que indica el convenio, afectación estable a la contrata, etc. y para ello la empresa saliente le comunica carta de despido objetivo en la que se le dice textualmente: "En un principio, se le comunicó que usted pasaría subrogado a la nueva empresa adjudicataria del servicio, pero una vez estudiado en profundidad el asunto y con el fin de evitar posibles contenciosos que le pudieran perjudicar, esta empresa ha decidido proceder a la extinción indemnizada de su contrato de trabajo por motivos objetivos con causa productiva. Efectivamente, la pérdida del citado servicio, para el cual, Usted prestaba su actividad, obliga a esta empresa a proceder a la amortización de su puesto de trabajo".

Como consecuencia de lo anterior, se pone a su disposición la indemnización legal de 20 días año por importe de 11.000 € que el trabajador cobra y no impugna la extinción.

Paralelamente firma un nuevo contrato con la nueva adjudicataria en el que se pacta un periodo de prueba de 2 meses y un documento anexo en que se dice: "Que reconoce que la antigüedad con esta empresa (nueva adjudicataria) es la que figura en el contrato, sin que se adeude por ningún tipo de concepto cantidad alguna a fecha de hoy. Que no existe por tanto ningún tipo de relación de índole laboral anterior que le vincule con (nueva adjudicataria). Que manifiesta que fue totalmente saldado y finiquitado por todos los conceptos por la anterior empresa para la que prestó servicios (antigua adjudicataria). Y para que así conste firma el presente documento en prueba de conformidad con todo lo que se expone".

Dentro de los 2 meses de prueba la nueva adjudicataria ha rescindido por no superar el mismo, el contrato con el trabajador, y éste ha demandado alegando que la suscripción de un nuevo periodo de prueba no es válido puesto que ya se habían prestado los mismos trabajos para la adjudicataria anterior y además en la demanda postula la antigüedad que tenía en la adjudicataria anterior muy superior al mes y medio que efectivamente ha trabajado en la empresa.

Se pide análisis y opinión sobre lo siguiente:

- Si la nulidad del periodo de prueba podría prosperar, porque en cierto modo es verdad que los trabajos a la adjudicataria anterior se habían prestado, pero al haber convenido las partes que la relación nacía ex novo y que el trabajador aceptó voluntariamente la extinción de la adjudicataria anterior, cobró la indemnización legal por la mencionada extinción y aceptó en escrito redactado para la ocasión que nada tenía que reclamar con anterioridad al inicio de la nueva relación, y si por la teoría de los actos propios es perfectamente defendible la validez de periodo de prueba.

- Con independencia de la validez o no del periodo de prueba, si con los antecedentes expuestos lo que no debería de prosperar sería la antigüedad postulada por el trabajador, ya que el trabajador aceptó voluntariamente (no impugnó) la extinción de la relación laboral anterior, que ahora pretende hacer valer para postular una mayor antigüedad, y fue indemnizado por ello. Suponemos que se puede alegar la teoría de los actos propios y que lo contrario llevaría a un enriquecimiento injusto ya que cobraría la indemnización de una empresa y la misma antigüedad le serviría para cobrar una mayor antigüedad de la empresa sucesora.

En cuanto a la cuestión de hecho de trabajador que no se subroga en una contrata, por no reunir los requisitos del convenio colectivo del sector empresarial, siendo despedido objetivamente en base al art. 52.c) del E.T., pasamos a contestar a las dos dudas planteadas:

Periodo de prueba

Existe un reiterado criterio jurisprudencial que pone de relieve, que el periodo de prueba pactado no es válido si ya se trabajó antes en igual puesto en la misma empresa o en otra empresa con vinculaciones que permiten afirmar que la nueva empresa conoce la capacidad del empleado (entre otras, STS  25-11-2005, Rec. 5064/2004; 18-1-2005, Rec. 2053/2004). En el supuesto consultado, si el puesto de trabajo fuera exactamente el mismo con las mismas funciones y tareas, podría defenderse la nulidad de dicho periodo de prueba, con independencia que se tratara de una nueva empresa, si el trabajador ya había acreditado con la anterior su actitud por el ejercicio de iguales tareas que comporta un conocimiento de la actitud del nuevo contratista ante las circunstancias concurrentes.

En el supuesto que las tareas o condiciones de trabajo no sean las mismas o parcialmente diferentes, sería factible el pacto de un periodo de prueba, ya que estamos ante una nueva contratación laboral en la que no existe sucesión empresarial por el no cumplimiento de la obligación de subrogar, y en consecuencia, no tener la empresa entrante conocimientos sobre la aptitud del trabajador y la realidad de lo que hacía.

De todas formas, y como más adelante se expondrá, al no computarse la antigüedad a efectos indemnizatorios ni retributivos, la problemática de la extinción en el periodo de prueba pactado, si se declara inválido, no tendría gran relevancia, ya que la indemnización a abonar sería muy pequeña.

Antigüedad determinante de la indemnización

Dado que la relación laboral del trabajador fue extinguida con anterioridad mediante despido objetivo percibiendo la correspondiente indemnización, no podrá hacer valer ante la nueva empresa la antigüedad anterior, ya que no estamos ante una subrogación ex lege del art. 44 del E.T. o convencional del convenio colectivo del sector empresarial, habiéndose extinguido el vínculo y estarse ante una nueva relación laboral, por no aplicación del convenio colectivo.

Es aplicable al supuesto consultado la sentencia, entre otras, del Tribunal Superior de Cataluña de 20-7-2000 (AS 2571), en la que se ponía de manifiesto, que “si en la prestación de servicios existió una previa resolución de la relación laboral por causa objetiva y válida sin fraude en la sucesión contractual, no se computa la antigüedad desde el comienzo, sino que se limita a la nueva contratación”.

En definitiva, la pretensión del trabajador de hacer valer la antigüedad de la anterior contratista carece de fundamento legal y jurisprudencial.

 

Real Decreto 1106/2014, de 26 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2015

Real Decreto 1106/2014, de 26 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2015

 El pasado sábado, 27 de diciembre de 2014, se publicó en el Boletín Oficial del Estado1 el Real Decreto 1106/2014, de 26 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional que deberá regir a partir de 1 de enero de 2015, tanto para los trabajadores fijos como para los eventuales o temporeros, así como para los empleados de hogar. Cuantías El salario mínimo interprofesional para cualesquiera actividades en la agricultura, en la industria y en los servicios, sin distinción de sexo ni edad de los trabajadores queda fijado en 21,62 euros/día; 648,60 euros/mes ó 9.080,40 euros/año. En el salario mínimo se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquél. El salario mínimo está referido a la jornada legal de trabajo en cada actividad, de forma que si se realizase una jornada inferior se percibirá la parte proporcional. Incremento respecto a 2014 Las nuevas cuantías representan un incremento del 0,5% respecto de las vigentes entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014. Compensación y absorción El incremento del salario mínimo, conforme a lo previsto en este RD, no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales que vinieran percibiendo los trabajadores, cuando tales salarios en su conjunto y cómputo anual fueran superiores a dicho salario mínimo. Trabajadores eventuales y temporeros Los trabajadores eventuales y temporeros, cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días, percibirán junto con el salario mínimo antes aludido la parte proporcional de la retribución de los domingos y festivos y de las dos gratificaciones extraordinarias, sin que la cuantía del salario pueda resultar inferior a 30,72 euros por jornada legal en la actividad. Empleados de hogar El salario mínimo interprofesional de los empleados de hogar que trabajen por horas, en régimen externo, será de 5,08 euros por hora efectivamente trabajada.