A concurso la formación de los trabajadores

A concurso la formación de los trabajadores

(La Vanguardia, 19-02-2015)

La formación se ha empeñado el Ministerio de Empleo dejará de ser un negocio que se repartían patronal y sindicatos. Desde el organismo se trabaja en buscar la fórmula idónea al nuevo sistema. Si ayer se manifestó en que desde Empleo barajan que patronal y sindicatos cobren por el diseño de la formación, no están por la labor que su participación vaya más allá para evitar casos como los ocurridos en Andalucía. El concurso es la opción que gana más adeptos.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, señaló que la reforma del sistema de formación para el empleo sacará a libre concurrencia competitiva el cien por cien de la formación de oferta, que gestiona unos recursos próximos a los 1.2000 millones de euros anuales y que cambiará su denominación actual por la formación transversal o sectorial.

Báñez aprovechó para ratificar que la reforma suprimirá la actual Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo y la sustituirá por una agencia estatal de formación, bajo la dirección el Ministerio de Empleo, que asumirá las funciones de gestión, evaluación, ejecución, seguimiento y control de la oferta formativa.

El objetivo que pretende la ministra Fátima Báñez con esta reforma es doble: por un lado articular una oferta formativa útil, adecuada a las nuevas demandas y avances de la sociedad y del mercado laboral, que mejore la productividad y la competitividad de las empresas, y que permita la reincorporación al mundo del trabajo del mayor número de desempleados.

Se contempla crear en la Inspección de Trabajo una unidad dedicada al fraude en formación

Las sanciones por fraudes en formación, tan presentes en los últimos años, van a aumentar. Es una de las principales novedades de la reforma del sistema de formación que está preparando el Ministerio de Empleo y está negociando con los agentes sociales. La nueva norma, todavía un borrador de real decreto ley que el Ejecutivo prevé tramitar por vía de urgencia, no se va a tratar en el Consejo de Ministros del viernes, según fuentes del Ejecutivo, que también advierten de que el borrador no es definitivo y puede cambiar.

Las negociaciones sobre el nuevo modelo de formación que quiere implantar el Ejecutivo continúan, según confirmaron fuentes de Empleo, por lo que mañana viernes no se abordará este asunto en el Consejo de Ministros como se había dicho en las últimas horas. Sin embargo, ya hay un borrador del Real Decreto que prepara el Gobierno con las líneas maestras del nuevo modelo de formación. El documento, que consta de 41 páginas, prevé aumentar las sanciones para quienes incurran en fraudes de formación, como los ocurridos con UGT en Andalucía y en la patronal madrileña, bajo el principio de "tolerancia cero".

Además, se creará en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social una unidad dedicada específicamente a luchar contra estas prácticas irregulares. Y se incrementa de dos a cinco años el periodo máximo que los beneficiarios del sistema pueden quedar excluidos en caso de fraude. En la exposición de motivos de este borrador, se contempla que las organizaciones empresariales y sindicales "dejen de participar en la gestión de fondos y en impartir la formación como hacían hasta la fecha". 

España no recuperará sus índices de empleo hasta 2020

España sigue con sus índices de recuperación pero el que hace referencia al empleo aún le costará varios años más en lograr cifras similares a 2007. Los 20,6 millones de ocupados que tenía antes de la crisis no los tendrá hasta 2020. Y lo lograría siempre y cuando todo fuera bien: crecimiento económico razonable e ininterrumpido y ausencia de choques externos que pongan en riesgo la financiación del país. Esa es la conclusión a la que llegan varios expertos consultados sobre el porvenir del empleo, que, con matices, estiman volverá a las cotas que tenía en 2007 en un trecho de entre seis y diez años.

De mantenerse el ritmo de avance de la economía previsto para este año y una réplica de avance de ocupados parecida (cerca del 3% de mejora del PIB y del empleo), el número de personas ocupadas aumentaría en torno a medio millón cada año. Dado que el nivel de ocupación es ahora de 17,57 millones de personas, según la EPA, tardaría seis años completos en llegar a los 20,57 millones que registró en 2007 y que es el máximo histórico.

Los sindicatos aceptan un alza del 1 por ciento este año

CCOO y UGT aceptan vincular la evolución de los salarios al PIB, tal como pedían CEOE y Cepyme, y a aceptar aumentos inferiores al 2% hasta 2016, para conseguir cerrar con acuerdo el pacto de negociación colectiva 2015-2017. Las centrales plantean a la patronal que la subida salarial sea del 1,5% para este año si el PIB a precios constantes sube más de un 2%. En caso de que lo haga por debajo de esa cifra, aceptarían un 1% de incremento.

Para 2016, contando con que la economía española evolucione mejor que durante este año, los sindicatos proponen subidas salariales de hasta el 2%. Para ambos ejercicios, reclaman cláusulas de garantía salarial, a la espera de que las últimas medidas del BCE den sus frutos y el IPC vuelva a rondar el 2% a finales de 2016. "No podemos jugar a la ruleta con el sueldo de los trabajadores. Tiene que haber cláusula de salvaguarda", ha defendido Ferrer.

Para 2017, los sindicatos dejan el porcentaje de subida salarial abierto, con una fórmula que tenga en cuenta cómo se comportó el PIB en 2016 y las previsiones oficiales para 2017. Con estos parámetros en mente, dejarían para los tres primeros meses de 2017 la negociación salarial para ese ejercicio.

Bajar cotizaciones y reducir el paro juvenil

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apuntó como opciones para el buen devenir de España en los próximos años reducir el salario mínimo internacional (SMI) o las cotizaciones sociales que pagan las empresas para incentivar la contratación de los trabajadores más jóvenes, que soportan actualmente en España una tasa de paro de alrededor del 50%. Así lo recoge el informe 'Desempleo juvenil en las economías avanzadas de Europa: En busca de soluciones', presentado por la economista del FMI, Angana Banerji, y el director de Fedea, Ángel de la Fuente.

El informe señala que "el crecimiento por sí sólo no puede solucionar el problema del desempleo juvenil", por lo que plantea reformas en el mercado laboral que pueden contribuir a ello. Éstas podrían incluir, según el FMI, una reducción de los costes laborales unitarios, mediante una reducción las cotizaciones sociales, una "reconsideración" del salario mínimo, la "reforma" de las prestaciones por desempleo para incentivar la vuelta de los parados al mundo laboral o la reducción de la dualidad entre trabajadores indefinidos y temporales.

El informe plantea, en primer lugar, que el empleo juvenil está relacionado especialmente con el crecimiento económico, hasta el punto de que cada punto porcentual de crecimiento del PIB español se traduce en dos puntos porcentuales de caída del paro juvenil. Según explica, ello se debe a que estos trabajadores españoles se emplean sobre todo en trabajos temporales, que son los primeros en destruirse durante las crisis, en su mayor parte, en pymes (75%), que presentan una mayor vulnerabilidad, y a que suelen trabajar en sectores muy sensibles a los ciclos económicos, como el de la construcción.