Los datos mes a mes confirman que cada día se crea empleo en España

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, aseguró que los datos de paro de marzo, que hoy acaba, serán nuevamente positivos. La ministra se mostró convencida que se mejorarán los registros de empleo, aludiendo a que en febrero el ritmo de crecimiento de la ocupación se situaba en un 2,8% y que en marzo se superará esta cifra.

"Los datos mes a mes confirman que cada día se crea empleo en España y, lo más importante, se acelera el ritmo de creación de empleo. En marzo habrá más aceleración del crecimiento y en febrero se creaba empleo a un ritmo del 2,8%. Estoy convencida de que mejoraremos en marzo los registros", dijo en relación a los datos que se conocerán dentro de una semana, el 6 de abril.

Por otro lado, en cuanto a la creación de empleo en esta Semana Santa, apuntó que los datos van a ser "bueno" en toda España. Además, añadió, que en 2014 se batieron todos los récords en términos turísticos. En este sentido, indicó que el turismo "se está incorporando de manera rápida" a la recuperación en forma de crecimiento y de creación de empleo. Así, recordó que el pasado año España batió el récord en turistas, con más de 60 millones de visitantes, y en gasto turístico.

El desempleo de la zona euro desciende en febrero

El desempleo de la zona euro baja en febrero a su mínimo desde mayo de 2012. El paro se redujo una décima en febrero en los 19 países que comparten el euro, hasta el 11,3%, y bajó también una décima en la Unión Europea (UE), hasta el 9,8%, según el mismo organismo.

Entre los Estados miembros, las tasas más bajas de desempleo en febrero se registraron en Alemania (4,8%) y en Austria (5,3%) y las más altas en Grecia (26,0% en diciembre) y en España (23,2%). Los mayores descensos interanuales se observaron en Estonia (del 8,4% al 6,2% entre enero de 2014 y enero de 2015), en Irlanda (del 12,1% al 9,9%) y en Bulgaria (del 12,3% al 10,2%). Las subidas más fuertes tuvieron lugar en Croacia (del 17,3% al 18,5%), en Chipre (del 15,6% al 16,3%) y en Finlandia (del 8,4% al 9,1%).

Periodo de prueba del trabajador y extinción del contrato

Periodo de prueba del trabajador y extinción del contrato

El período de prueba es una institución que permite a cualquiera de las partes que intervienen en el contrato de trabajo rescindir unilateralmente el mismo, por su sola y exclusiva voluntad, sin necesidad de cumplir ninguna exigencia especial al respecto, bastando con que el periodo de prueba este todavía vigente y que el empresario o el empleado extinga la relación laboral.

Antecedentes

Se contrata una trabajadora a tiempo parcial (50%) mediante un contrato temporal (inicio el 12 de enero y finalización el 30 de abril). Ambas partes acuerdan un mes de prueba. Desde el día 15 de enero (inclusive) no acude al trabajo alegando una enfermedad de su abuela que reside fuera del municipio donde tiene el trabajo. El convenio le concede 4 días remunerados ampliables como máximo a un mes sin sueldo a partir del quinto día en el caso de hospitalización o sin hospitalización que precise reposo domiciliario de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad. ¿Qué justificantes puede pedir la empresa para demostrar la ausencia? ¿Puede la empresa, a partir del 5 día, dar de baja a la trabajadora alegando "no superación del periodo de prueba"? ¿Al hacer la comunicación de los días trabajados, cuáles computan y cuáles no?

¿Qué justificantes puede pedir la empresa para demostrar la ausencia?

Respecto a esta cuestión, hay que lidiar dos principios o intereses legítimos: la privacidad del enfermo y la necesidad de comprobación de la empresa.

En este sentido, será suficiente un justificante médico de ingreso hospitalario o bien de enfermedad con necesidad de reposo, sin que deba contener la dolencia en cuestión.

A este respecto, la Audiencia Nacional, en su sentencia de 22 de enero de 2007, a propósito del permiso por hospitalización de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, determinó que la información que debe facilitar el trabajador a la empresa no se halla condicionada a patología o acto sanitario concretos, introduciéndose la causa real en el mundo reservado de la intimidad sanitaria de la persona que, además, ni siquiera es la del trabajador.

¿Puede la empresa, a partir del 5 día, dar de baja a la trabajadora alegando "no superación del periodo de prueba"?

Sí, la empresa podría extinguir el contrato por no superación del período de prueba.

Tal como ha señalado reiterada jurisprudencia, “el período de prueba es una institución que permite a cualquiera de las partes que intervienen en el contrato de trabajo rescindir unilateralmente el mismo, por su sola y exclusiva voluntad, sin necesidad de cumplir ninguna exigencia especial al respecto, bastando con que el periodo de prueba este todavía vigente y que el empresario o el empleado extinga la relación laboral, sin que sea preciso para ello llevar a cabo ninguna clase especial de comunicación, ni especificar la causa que ha determinado tal decisión finalizadora, pues su motivación es meramente subjetiva de quien la adoptó, salvo que la decisión este motivada por razón discriminatoria que viole el art. 14 CE o vulnere cualquier otro derecho fundamental" (en estos términos o análogos: STS de 2 de abril de 2007 (RJ 2007, 3193), de 12 de diciembre de 2008 (RJ 2009, 257), 6 de febrero (RJ 2009, 621), 14 de mayo (RJ 2009, 3001) y 23 de noviembre de 2009 ( RJ 2009, 7761), entre otras.

Por tanto, la única limitación sería la posible vulneración de derechos fundamentales (previa presentación de indicios suficientes por parte del demandante), vulneración que, con el supuesto de hecho proporcionado, parece no darse.

¿Al hacer la comunicación de los días trabajados, cuáles computan y cuáles no?

Respecto a la comunicación de los días trabajados en el Sistema RED, bajo nuestro parecer computarían todos. Las aclaraciones que efectúa la Seguridad Social en esta materia hacen hincapié en que las situaciones de IT, maternidad, paternidad y vacaciones computan a efectos de días trabajados. En todas estas situaciones hay una suspensión del contrato de trabajo. Los permisos de trabajo, sean retribuidos o sin sueldo, son asimilables a situaciones de suspensión del contrato, puesto que aunque no hay obligación de trabajar ni de remunerar (salvo permiso retribuido), el contrato permanece inalterable.

Bajar cotizaciones y reducir el paro juvenil

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apuntó como opciones para el buen devenir de España en los próximos años reducir el salario mínimo internacional (SMI) o las cotizaciones sociales que pagan las empresas para incentivar la contratación de los trabajadores más jóvenes, que soportan actualmente en España una tasa de paro de alrededor del 50%. Así lo recoge el informe 'Desempleo juvenil en las economías avanzadas de Europa: En busca de soluciones', presentado por la economista del FMI, Angana Banerji, y el director de Fedea, Ángel de la Fuente.

El informe señala que "el crecimiento por sí sólo no puede solucionar el problema del desempleo juvenil", por lo que plantea reformas en el mercado laboral que pueden contribuir a ello. Éstas podrían incluir, según el FMI, una reducción de los costes laborales unitarios, mediante una reducción las cotizaciones sociales, una "reconsideración" del salario mínimo, la "reforma" de las prestaciones por desempleo para incentivar la vuelta de los parados al mundo laboral o la reducción de la dualidad entre trabajadores indefinidos y temporales.

El informe plantea, en primer lugar, que el empleo juvenil está relacionado especialmente con el crecimiento económico, hasta el punto de que cada punto porcentual de crecimiento del PIB español se traduce en dos puntos porcentuales de caída del paro juvenil. Según explica, ello se debe a que estos trabajadores españoles se emplean sobre todo en trabajos temporales, que son los primeros en destruirse durante las crisis, en su mayor parte, en pymes (75%), que presentan una mayor vulnerabilidad, y a que suelen trabajar en sectores muy sensibles a los ciclos económicos, como el de la construcción.

Creció cerca del 8% el Salario Mínimo en España

El salario mínimo español (SMI) durante la crisis ha crecido un 8,1%. Si, a finales de 2007, el SMI era de 700 euros mensuales medidos en 12 pagas al año, este año es de 757, según ha divulgado Eurostat. El porcentaje se estrecha mucho, hasta el 1%, si solo se tienen en cuenta los últimos tres años, en consonancia con el último incremento decretado por el Ejecutivo en diciembre, cuando dictó que, en 2015, el SMI subiría apenas un 0,5% y quedaría en 648,6 euros al mes si se mide en 14 pagas (3,3 euros más que en 2014) o 757 medidos en 12 mensualidades.

Entre los 22 países que sí lo tienen fijado, Eurostat distingue tres categorías. Por un lado, la más baja, donde los trabajadores ganan menos de 500 euros al mes como mínimo. Bulgaria (184), Rumanía (218), Lituania (300), República Checa (332), Hungría (333), Letonia (360), Eslovaquia (380), Estonia (390), Croacia (396) y Polonia (410) forman parte.

La segunda categoría, en la que se encuentra España, es para los que fijan una cantidad entre 500 y 1000 euros, teniendo en cuenta todas las pagas pero sobre 12 meses (prorrateando, como en nuestro caso, donde hay 14 pagas). Visto así, en Portugal el salario mínimo es de 589, seguida de Grecia (684), Malta (720), España (757) y Eslovenia (791).

El tercer grupo lo forman los países donde un trabajador gana como mínimo 1.000 euros al mes. Lo conforman Reino Unido (1.379), Francia (1.458), Irlanda (1.462), Alemania (1.473), Bélgica y Holanda (con 1.502 euros en ambos casos). Y lo cierra, de forma destacada, el Gran Ducado de Luxemburgo, con 1.923).