Se amplía la edad máxima para participar en el programa de Garantía Juvenil

El Gobierno, a petición de las comunidades autónomas, ampliará la edad máxima para participar en el programa de Garantía Juvenil desde los actuales 25 años hasta 29 años, según anunció la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en rueda de prensa tras la reunión de la Conferencia Sectorial de Empleo.

La ministra subrayó que esta ampliación de la edad máxima para participar en este plan abre la puerta a que, por ejemplo, se sumen los jóvenes universitarios que buscan un primer acceso al mercado de trabajo. La Garantía Juvenil es un programa dirigido a los jóvenes que ni estudien ni trabajen que asegura a los beneficiarios recibir una oferta de empleo o de formación en un plazo de tres meses.

Hasta ahora podían participar en este plan, financiado por fondos europeos, jóvenes hasta 25 años o personas con discapacidad hasta los 29 años. Ahora se iguala esta edad para todos los jóvenes, situándola en esos 29 años.

Se devalúa el salario medio por hora con respecto a la media europea

La devaluación salarial ha alejado a los sueldos españoles de los de la zona euro. En 2014 por cada hora trabajada en España se ganaba una media de 15,7 euros, un 27,3% menos que en el conjunto de la unión monetaria (21,6 euros). Seis años antes, en 2008, la hora se cobraba a 14,3 euros, un 24,3% por debajo de la media, según la estadística de sueldos divulgada recientemente por Eurostat para empresas de 10 o más trabajadores. La distancia no solo ha crecido frente a los socios del euro, también lo ha hecho con respecto a la media del conjunto de la Unión Europea. Se rompe así la tendencia mantenida durante los años precedentes en que España estaba en un proceso de convergencia.

La reducción de costes laborales como vía para recuperar la competitividad perdida durante la época de crecimiento fue una de las apuestas del actual Gobierno español. Buena parte de las medidas de la reforma laboral iban en esa dirección. Y esta apuesta no fue solo española, también en el resto de países con dificultades económicas las políticas adoptadas perseguían ese objetivo. O lo hacían por convicción o lo tenían que hacer por imposición.

La devaluación interna también era uno de los objetivos que perseguía la troika (FMI, Comisión Europea y Banco Central Europeo) en las medidas que acompañaron a los rescates habidos en los últimos años. Al formar parte de una misma moneda y, por tanto, no poder recurrir al tipo de cambio para poder ganar competitividad, la vía que les quedaba a los Gobiernos era la devaluación interna. Y a tenor de los datos, se ve que, en buena medida, esto se ha conseguido tanto si se habla de salarios como de costes laborales (salarios, más cotizaciones y otros componentes).

Sube la presión fiscal de los salarios

Sube la presión fiscal sobre los salarios. En 2014 alcanzó de media para un trabajador sin hijos el 40,7%. Este índice mide la carga fiscal sobre la remuneración laboral y tiene en cuenta el impuesto sobre la renta, la seguridad social a costa del trabajador y del empresario y las deducciones fiscales. La cuña fiscal subió ligeramente el año pasado, 0,05 puntos porcentuales respecto al ejercicio anterior.

Esta subida se atribuye fundamentalmente al incremento del IRPF del año pasado. Este aumento situó la presión fiscal sobre los salarios de España por encima de la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en el 36%, según el informe Taxig Wages (fiscalidad laboral) elaborado por el organismo con sede en París.

Este ligero repunte de la presión fiscal sitúa a España en el puesto 13 de 34 del conjunto de países miembros de la organización. La agencia destaca que la carga fiscal sobre el empleo en 2014 se ha incrementado en 2,1 puntos porcentuales en comparación con el año 2000, cuando era del 38,6%, y en 2,4 puntos porcentuales en relación a 2009, cuando era del 38,3%.

Evolución del mercado laboral: con buenos datos

Tal y como adelantó la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, marzo parece ser que traerá consigo buenos datos en lo que se refiere al paro. Entre enero y marzo, la economía española podría haber creado ya unos 200.000 empleos, lo que supondría un espaldarazo a los vaticinios efectuados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cifró en medio millón los empleos que se crearían en España en 2015.

Los 200.000 que pueden haberse creado en este primer trimestre son solo una tercera parte de lo previsto para todo el año por el Gobierno. Esto es lo que calculan los expertos que elaboran el indicador adelantado de empleo que publica mensualmente la patronal de empresas de trabajo temporal (Asempleo) y Analistas Financieros Internacionales (Afi). Para ello parten de los datos de afiliación de los dos primeros meses del año que ya arrojan un incremento del número de cotizantes de alrededor de 100.000 en términos desestacionalizados. Así, según estos cálculos, el mes de marzo habría sido un mes muy bueno para el empleo, con una creación de aproximadamente otros 100.000 puestos de trabajo más.

Además, el ministro de Economía, Luis de Guindos, sugirió ya el pasado lunes este buen comportamiento del mercado laboral en el primer trimestre del año. De hecho, los expertos esperan que entre enero y marzo pasados se habría creado empleo en la primera Encuesta de Población Activa (EPA) por primera desde 2007. En aquel año, en el primer trimestre –antesala del inicio de la crisis– se crearon 72.100.

A estos vaticinios se unió ayer el primer dato que se ha hecho público del comportamiento de la ocupación en marzo. Se trata del crecimiento del empleo en el sector manufacturero español, que experimentó el mes pasado el mayor crecimiento de la contratación desde junio de 2007, según el índice de actividad PMI para la industria diseñado por Markit.

Crece el empleo anual y los afiliados a la Seguridad Social en marzo

Ya se esperaba que marzo arrojara buenos datos de empleo. Lo habían anticipado desde el Gobierno varios de sus ministros en los últimos días. También lo habían dicho algunos analistas, que auguraban que marzo incluiría ya contrataciones relacionadas con la campaña de Semana Santa, aunque esta no se haya celebrado hasta principios de abril.

Y no ha habido sorpresas. La Seguridad Social ha registrado el mejor mes de marzo de su serie histórica, al contabilizar 160.579 nuevos cotizantes –5.179 al día de media–. De esta forma, actualmente hay 536.512 trabajadores más afiliados al sistema que hace un año, lo que supone crecer a un ritmo interanual del 3,29%. Con ello, el empleo medido en términos de afiliación recupera la intensidad de crecimiento que tenía en marzo de 2007, justo antes del inicio de la crisis económica.

Además, el dato desestacionalizado que elimina los efectos de los días inhábiles del mes y, por lo tanto, refleja con más fiabilidad la tendencia del mercado, anotó 20 meses consecutivos de incrementos de afiliación. Este dato llevó a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, a asegurar que “el cambio en el mercado de trabajo es claro, es un cambio estructural”. Y al secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, a asegurar que estas cifras se corresponden ya con “niveles de crecimiento propios de una economía que ya está en fase de bonanza”. Y todo ello lo resumió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, certificando que el empleo “ha cambiado la tendencia”. El líder del Ejecutivo se refirió a que cuando el PP llegó al Gobierno el paro registrado subía casi el 8% interanual y en marzo pasado bajó un 7,17% respecto al mismo mes de hace un año.

Esto implicó un descenso del número de parados inscritos en las oficinas públicas de empleo en marzo de 60.214 personas y situó la cifra total de desempleados en 4.451.939 personas, volviendo a bajar de los 4,5 millones. Fue el mayor recorte del desempleo en este mes desde 2002; mientras que durante, el paro registrado en marzo aumentó por término medio en más de 35.000 personas. Tal y como esperaban los expertos, la hostelería se anticipó a la Semana Santa –que se celebró a principios de abril– experimentando un fuerte crecimiento de casi el 5% en un solo mes, con 45.979 cotizantes más. Así, en este sector se crearon casi uno de cada tres nuevos puestos de trabajo de marzo.