Pagará menos impuestos por un coche eléctrico o híbrido

Pagará menos impuestos por un coche eléctrico o híbrido

Si su empresa va a adquirir un nuevo turismo, plantéese comprar uno eléctrico o híbrido. Además de que contribuirá a la mejora del medio ambiente, ahorrará impuestos.

Matriculación

Si su empresa adquiere un vehículo eléctrico o híbrido (es decir, que sea parcialmente eléctrico), el primer impuesto en el que notará un ahorro significativo es en el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (el Impuesto sobre Matriculación).

Apunte. En dicho impuesto el tipo de gravamen es del 0% para vehículos con bajas emisiones, tipo que aumenta a medida que aumentan éstas:

Emisiones de Co2 - Tipo (Los tipos aplicables pueden variar en algunas comunidades autónomas) 
Hasta 120 g/km - 0% 
Entre 120 y 160 g/km - 4,75% 
Entre 160 y 200 g/km - 9,75% 
Igual o superior a 200 g/km - 14,75%

Circulación

Otro impuesto en el que puede rebajar su factura fiscal es en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (también denominado Impuesto sobre Circulación), que grava la titularidad de los vehículos y que es exigible cada año.

Apunte. Muchos ayuntamientos establecen bonificaciones de hasta el 75% para los vehículos eléctricos o híbridos, pero tendrá que solicitarla formalmente en su ayuntamiento su aplicación.

La empresa se ahorrará el Impuesto sobre Matriculación y en muchos ayuntamientos pagará un menor Impuesto sobre Circulación.