Los números rojos de la Administración central ascienden a 9.854 millones en el primer trimestre

La Administración central gastó hasta marzo 9.854 millones de euros más de lo que ingresó, lo que supone empeorar en 284 millones el desfase presupuestario registrado en el mismo trimestre del año pasado. Esta cifra equivale a un déficit público del 0,91% del PIB, una centésima más que el año anterior, según el informe sobre los indicadores de la actividad económica y financiera del Estado difundido ayer por el Ministerio de Hacienda. Aunque el aumento del agujero presupuestario en el primer trimestre no resulta concluyente es foco de preocupación porque el Gobierno central tiene pendiente un ajuste de 7.000 millones de euros para cumplir con el objetivo marcado por Bruselas para 2015. Es decir, en lugar de reducir el desfase lo amplía.

El documento publicado por Hacienda muestra como la Administración central gastó 53.112 millones durante el primer trimestre, un 2,6% más que en el mismo periodo de 2014. Los gastos crecieron impulsados por el avance de las transferencias a las comunidades (5,2% más) y a los Ayuntamientos (6,3%), el incremento de los costes salariales (3,2%) y la subida de los gastos corrientes (4,8%). Por su parte, la Administración central ingresó 43.604 millones de euros, un 2,5% más, pese al lastre de las rebajas fiscales en el IRPF, sociedades.