La Audiencia admite que los trabajadores puedan diseñar la jornada reducida a su gusto

La Audiencia Nacional ha establecido que los trabajadores que soliciten una reducción de jornada puedan repartirla como ellos decidan y no de forma "diaria y proporcional", tal y como establecía la última reforma laboral aprobada por el Gobierno en 2012. En una sentencia, la Sala de lo Social explica que se trata de "una medida paliativa de la discriminación indirecta por razón de sexo" para evitar una interpretación de la norma que resulte contraria "a la eficacia de la reducción de la jornada y a la conciliación de los derechos de maternidad, familia y trabajo".

De ahí que los magistrados aludan a "la realidad sociológica dentro del Derecho, como es el derecho de incorporación de la mujer al trabajo, el tratamiento de igualdad y mantenimiento de la tendencia actual al equilibrio, y el reparto de los costes en distintos ámbitos privados empresariales y domésticos". La sentencia analiza el caso concreto de una empleada de la empresa Transcom Worldwide Spain, que reclamó una reducción de jornada por cuidado de hijos y no trabajar los fines de semana pese a que así lo establecía el contrato.