El Supremo desestima un recurso de casación por falta de claridad expositiva

El Supremo ha empezado a decir basta. El Alto Tribunal ha dictado la primera sentencia en la que desestima un recurso de casación exclusivamente por falta de claridad expositiva y, según fuentes cercanas al Gabinete Técnico del Supremo, el tribunal se podría poner estricto con este tema a partir de ahora.

Esta sentencia es una pequeña joya procesal. La mala técnica casacional siempre ha sido importante para el Supremo para estimar un recurso, pero con esta decisión mucho más, porque crea un precedente, que puede abrir una línea de actuación para los jueces, subrayan varios expertos en el tema. Además, esta sentencia coincide con la decisión del Gobierno de no incluir en el Proyecto de Ley de Enjuiciamiento Civil la reforma del recurso de casación civil que sí incluía el anteproyecto presentado por el ministro Gallardón, que establecía un cupo de recursos cada año para presentar ante el Supremo.

Solamente en la Sala de lo Civil del Alto Tribunal se presentan cada año unos 4.000 recursos de casación, de los cuales aproximadamente el 70% son inadmitidos por esta corte. Franquet asegura que "hasta ahora el Gabinete Técnico del Supremo no había desestimado un recurso sólo y exclusivamente por su falta de claridad expositiva porque no había ningún precedente al respecto". El letrado añade que "a partir de ahora para la abogacía va a ser más importante, si cabe, hacer los recursos de casación de forma técnicamente impoluta".