Periodistas, ingenieros, psicólogos y químicos, fichajes de los bufetes de abogados

El mayor tamaño y la profesionalización de los despachos en España ha supuesto que los abogados vayan dejando hueco a profesionales con titulaciones diversas, ajenas a los estudios de Derecho. Hasta hace no muchos años, en los bufetes en España casi todos los trabajadores, a excepción de las secretarias y algún contable, eran abogados, incluso para realizar otras tareas de gestión como selección de personal, desarrollo de negocio o dirección corporativa.

Sin embargo, en el sector legal -sobre todo el segmento relacionado con la abogacía de los negocios- se ha ido detectando un cambio de tendencia. Cada vez más firmas de un cierto tamaño cuentan en sus filas además de abogados y economistas: graduados en Administración y Dirección de Empresas, ingenieros, químicos, psicólogos, sociólogos, documentalistas o periodistas.

Por una parte, los despachos han ampliado sus áreas de práctica y han ido requiriendo nuevos perfiles. El nuevo detonante que explica esta diversidad de titulados en un mundo tradicionalmente sólo de abogados es la profesionalización de las firmas jurídicas.