Hacienda detecta indicios de blanqueo en 700 casos

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, destacó que el organismo lleva investigando 705 contribuyentes que se acogieron a la amnistía fiscal y "que presentan indicios de haber podido cometer blanqueo de capitales", según contó durante su comparecencia en el Congreso para informar de los detalles de los resultados de lucha contra el fraude de 2014.

La amnistía fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy del 2012 buscaba recaudar 2.500 millones y aflorar un capital escondido en paraísos fiscales de al menos 25.000 millones. Para ello exigía un gravamen del 10% sobre lo aflorado a los que quisieran legalizar el dinero que tenían oculto. Ante los recelos iniciales que despertó la amnistía, Hacienda flexibilizó el proceso: exigió que el gravamen se aplicara solo sobre los intereses, con lo que los evasores pudieron regularizar pagando un 3%. Pero, además, permitió que se acogieran a la amnistía el dinero en metálico y abrió la puerta a que se pudiera blanquear dinero procedente del fraude.

El resultado de la amnistía ha sido un fiasco. Se recaudó la mitad de lo previsto a pesar de todas las facilidades que ofreció Hacienda. Pero en el imaginario colectivo quedó que aquel proceso fue una ventana abierta por la que escaparon los grandes defraudadores. Menéndez aseguró que se están revisando todas las declaraciones. "Quien haya cometido un delito de blanqueo, o de alzamiento de bienes, seguirá siendo responsable de los mismos", sentenció durante su intervención en el Parlamento a petición del PP.