El Parlamento griego respalda las medidas de Tsipras antes de la reunión del Eurogrupo

El Parlamento griego dio su confianza al nuevo Ejecutivo de Alexis Tsipras, tras un debate de tres días sobre el programa de Gobierno, cuyo eje central es la lucha contra la crisis humanitaria, la corrupción y la evasión fiscal. La votación salió adelante con el apoyo de los 162 diputados de Syriza y Griegos Independientes, los partidos de la coalición de Gobierno, mientras toda la oposición votó en contra, en una Cámara con 300 parlamentarios.

En su intervención ante el Parlamento que precedió a la votación, Tsipras reiteró que la principal demanda del Gobierno es "tiempo y espacio" para lograr un acuerdo puente "a corto plazo" que permita hacer frente a las "obligaciones hasta el momento que alcanzaremos un acuerdo global". Recalcó que este pacto no es una extensión del programa de rescate ni implicará "condiciones de austeridad", ya que no se trata de un "préstamo nuevo", sino que se financiará con los 1.900 millones de euros que Grecia reclama al Banco Central Europeo por el rendimiento de los bonos griegos.

El Gobierno pide también como método de financiación de este acuerdo, elevar en 8.000 millones de euros el techo de emisión de Letras del Tesoro, que actualmente está en 15.000 millones.