Los parados mayores de 55 años en esta situación aumentan un 20% respecto a 2013

Este porcentaje supone, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), casi cinco veces más que la cifra registrada antes de la crisis (9,1% en el cuarto trimestre de 2008). Esta situación es principalmente grave entre los parados mayores de 55 años, entre los que el porcentaje supera el 60%, cifras nunca registradas en la serie histórica para ningún grupo de edad. Así, el 63,4% de los desempleados entre 55 y 59 años, y el 63,2% de los que tienen entre 60 y 64 años, llevan más de 24 meses tratando de encontrar un trabajo.

Los porcentajes son menores aunque también superan el 50% en los grupos de edad anteriores. En concreto, más de la mitad de los parados entre 45 y 54 años está en esta situación desde antes de 2013 (el 52,6% en el grupo entre 45 y 49 años, y el 54,6% entre 50 y 54 años). En cuanto a valores absolutos, un total de 2.387.200 parados llevan buscando trabajo más de dos años, 75.400 más que un año antes. En el caso de los parados entre 55 y 59 años esta cifra es de 279.200, un 21,2% más que en 2013, mientras que entre aquellos entre 60 y 64 años asciende a 104.700, un 17,2% más que un año antes.