La nueva ayuda a parados de larga duración aumenta las consultas en las oficinas de empleo

La nueva ayuda a parados de larga duración ha provocado un aumento de las consultas en las oficinas de empleo. En lo que va de año, las citas previas en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) han crecido un 17,3%, admiten en el Ministerio que dirige Fátima Báñez. En total ha habido más de 2,5 millones de citas.

Todas estas citas no se han convertido en solicitudes de la nueva ayuda, un número que hasta ahora asciende a 53.160. Todavía no hay datos sobre los desempleados que finalmente serán beneficiarios de los 426 euros mensuales por primera vez este mes. El pasado 15 de enero entró en vigor la nueva ayuda a parados de larga duración con cargas familiares que estuvieran inscritos en las oficinas públicas de empleo antes del 1 de diciembre de 2014 y no tengan otras rentas que superen el 75% de salario mínimo interprofesional.

La nueva ayuda es la única novedad y diferencia que hay en prestaciones y subsidios entre el comienzo de 2014 y el de 2015. Por tanto, tras bajar de un año a otro el número de parados registrados, es fácil deducir el motivo de esta subida de solicitudes: la nueva ayuda.