¿Cómo adaptarse al dividendo digital?

¿Cómo adaptarse al dividendo digital?

El proceso de liberación del dividendo digital, que afecta a toda Europa, conlleva liberar la banda de 800 MHz (megahercios) -que ahora está ocupada en parte por algunos canales de la TDT- para que los operadores de telefonía móvil presten nuevos servicios de banda ancha de cuarta generación (4G). Pero ¿Tenemos claro qué debemos hacer para adaptarnos al dividendo digital? ¿Qué costes implica esta adaptación? ¿O si hay algún tipo de subvención?

La liberación es un proceso de ámbito europeo, obligatorio para todos los Estados Miembros, que permitirá ofrecer servicios de telefonía móvil 4G en la banda de 800 MHz.

¿Qué es el dividendo digital?

La televisión analógica ha utilizado para su emisión, desde principios del segundo cuarto del pasado siglo XX, parte de la banda de frecuencias de VHF (47 a 230 MHz) y parte de la banda de UHF (470 a 862 MHz). La llegada de las tecnologías digitales, así como de nuevos sistemas de compresión de información, permitió reducir el número de frecuencias necesarias para la transmisión de la televisión, de modo que en el espectro necesario para transmitir un programa de televisión analógica, se pueden transmitir hasta 6 programas de televisión con tecnología digital con calidad equivalente. Estas frecuencias disponibles pueden ser utilizadas para diversos fines, por ejemplo, nuevos programas de televisión de ámbito regional o nacional, televisión de alta definición o la prestación de servicios de banda ancha móvil.

El Dividendo Digital es el conjunto de frecuencias que han quedado disponibles en la banda de frecuencias tradicionalmente utilizada para la emisión de la televisión, gracias a la migración de la televisión analógica a la digital.

Para que los ciudadanos puedan disfrutar de este dividendo en forma de nuevos servicios de banda ancha inalámbrica, es necesario disponer de un conjunto de frecuencias contiguo. En Europa se ha determinado que este conjunto de frecuencias será la banda de 800 MHz (790-862 MHz).

En España, en la actualidad, las frecuencias del dividendo digital, están esparcidas, y la banda de frecuencias de 800 MHz está ocupada, en parte, por algunos canales de la TDT (canales 61 al 69 de UHF).

La liberación del Dividendo Digital es el proceso de reordenación de frecuencias necesario para que la banda 800 MHz quede disponible en toda Europa. Tras la liberación, la banda de 800 MHz dejará de utilizarse para la transmisión de la TDT y se asignará a los operadores de telefonía móvil para prestar nuevos servicios de banda ancha de cuarta generación (4G).

¿Cómo adaptarse al dividendo digital?

La liberación del dividendo digital es el proceso que consiste en la reordenación de algunos canales de la TDT, para cumplir con el mandato de la Comisión Europea de liberar las frecuencias radioeléctricas de la banda de 800 MHz (canales 61 a 69 UHF), con el fin de que pueda ser utilizada por tecnologías móviles en internet en movilidad (LTE/4G).

Los canales afectados se reordenarán a frecuencias por debajo de la banda de 800MHz y algunos ciudadanos tendrán que actuar sobre las instalaciones de recepción de televisión en sus hogares para continuar recibiendo la programación.

Atención. A diferencia de lo que ocurrió durante el proceso de transición de la televisión analógica a la digital en el año 2010, que implicaba un cambio de tecnología, en este caso, para continuar recibiendo la programación de televisión no es necesario cambiar de televisor ni añadir decodificadores externos, y tampoco es necesario cambiar la antena.

Sin embargo, durante la liberación del Dividendo Digital, los centros emisores cambiarán la frecuencia de emisión de algunos canales, por lo que los usuarios tendrán que resintonizar su televisor, en el momento en el que se anuncie para poder seguir viendo la programación.

Todos los ciudadanos tendrán que resintonizar sus televisores

Las comunidades de propietarios que tienen antena colectiva, además, deberán ponerse en contacto con un instalador de telecomunicaciones registrado, para que realice las adaptaciones necesarias en las instalaciones del edificio que amplifican la recepción de los canales cambiados, y posteriormente resintonizar.

Las comunidades de propietarios con antena colectiva, además, deberán contactar con un instalador autorizado

Atención. Los ciudadanos pueden acceder al listado de las empresas instaladoras registradas en España a través de la web www.televisiondigital.es. En este enlace, además, cada comunidad de propietarios podrá consultar el número de múltiples digitales que tiene que cambiar para adaptar sus instalaciones.

¿Qué hacer si mi vivienda es unifamiliar?

En general, en las viviendas unifamiliares (chalets, viviendas rurales o casas individuales que no tengan instalación comunitaria), tan sólo deberán resintonizar su receptor de televisión o su decodificador.

¿Qué hacer si vivo en un edificio comunitario?

En el caso de comunidades de propietarios, las actuaciones a realizar dependerán del tipo de instalación de recepción de televisión existente en el edificio, por lo que cada comunidad deberá contactar con un instalador de telecomunicaciones inscrito en el registro del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para que evalúe el tipo de actuación que es necesario realizar. Si su sistema es:

- Centralita programable: Tendrá que reprogramar la centralita para el rango de canales afectados por la migración.

- Amplificador monocanal: Tendrá que sustituir los amplificadores de los canales afectados por la liberación del Dividendo Digital.

- Amplificador de banda ancha: no tendrá que realizar ninguna adaptación, solo será necesaria la resintonización de los canales.

Atención. En los casos en los que sea necesaria una adaptación, una vez realizada, los propietarios de las viviendas deberán resintonizar sus receptores de televisión

¿Hasta cuándo hay tiempo para adaptarse?

Los canales de televisión se emitirán simultáneamente por la antigua y nueva frecuencia hasta el 31 de Marzo de 2015, para garantizar que el ciudadano tenga tiempo de realizar las acciones necesarias para adaptarse a los nuevos canales, y disfrute de la televisión digital sin interrupciones durante el proceso de liberación del Dividendo Digital. 

Para minimizar el impacto y garantizar que el ciudadano tenga tiempo de adaptarse a los nuevos canales, el Real Decreto Real Decreto-ley 17/2014, de 26 de diciembre, amplía el plazo máximo para la liberación del dividendo digital, hasta el 31 de marzo de 2015.

Atención. Hasta esa fecha, y dependiendo de la zona geográfica, habrá emisiones simultáneas de un mismo canal en dos frecuencias distintas (simultcast).

¿Cuánto me va a costar?

El precio de la adaptación de las instalaciones de TDT no es fijo, ni está regulado, si no que está determinado por el mercado y es una relación privada entre el cliente y la empresa instaladora.

Los canales afectados varían según el área geográfica dónde viva, no es homogéneo en todo el territorio. Hay zonas geográficas más afectadas que otras por lo tanto los presupuestos pueden variar de un área geográfica a otra.

El coste, por tanto, es variable según el número de nuevas frecuencias que deban de ponerse en servicio y que es diferente en cada área geográfica.

Atención. El Ministerio recomienda que la comunidad de propietarios solicite dos o tres presupuestos a diferentes instaladores registrados para conseguir el mejor precio para adaptar sus antenas colectivas, un proceso que se realiza en pocas horas.

¿Hay ayudas del Gobierno?

Sí, el Gobierno ha puesto en marcha un programa de ayudas para compensar los costes derivados de la adaptación de los edificios afectados por la liberación del dividendo digital.

Las cuantías máximas de la subvención varían entre 100 y 550 euros y están destinadas a las comunidades de propietarios de un edificio o conjunto de edificios de viviendas, sujeto al régimen de propiedad horizontal, y que tengan instalado un sistema de antena colectiva basado en amplificadores monocanal o en una centralita programable.

Atención. La solicitud y tramitación de las subvenciones se realizará a través de la sede electrónica de Red.es o del Ministerio. Las ayudas, que deberán solicitarse una vez realizados los Trabajos. Para acceder a estas subvenciones es necesario que el instalador que realice la adaptación esté registrado.

El Dividendo Digital es el cambio en la Unión Europea donde se establecen las condiciones técnicas para que la banda de los 800Mhz (canales 61 al 69 de UHF) quede reservada para los servicios avanzados de Telefonía Móvil e Internet en Movilidad (LTE). El Gobierno ha aprobado ampliar el plazo máximo de liberación del dividendo digital más allá del 31 de diciembre de 2014, hasta el 31 de marzo de 2015, para facilitar que puedan avanzar las adaptaciones sin perder ningún canal de televisión durante el proceso.