Sucesión de empresas: antigüedad y periodo de prueba del trabajador despedido

Sucesión de empresas: antigüedad y periodo de prueba del trabajador despedido

Si en la prestación de servicios existió una previa resolución de la relación laboral por causa objetiva y válida sin fraude en la sucesión contractual, no se computa la antigüedad desde el comienzo, sino que se limita a la nueva contratación.

Nueva relación laboral

Una empresa cuyo convenio obliga a las empresas adjudicatarias de un servicio a subrogar los trabajadores que prestaban servicios en la empresa adjudicataria saliente se encuentra con que en un caso determinado al entrar en un nuevo servicio adjudicado acuerdan con un trabajador que lo contratarían pero como nueva relación laboral, ya que entendían que podían no darse todos los requisitos que indica el convenio, afectación estable a la contrata, etc. y para ello la empresa saliente le comunica carta de despido objetivo en la que se le dice textualmente: "En un principio, se le comunicó que usted pasaría subrogado a la nueva empresa adjudicataria del servicio, pero una vez estudiado en profundidad el asunto y con el fin de evitar posibles contenciosos que le pudieran perjudicar, esta empresa ha decidido proceder a la extinción indemnizada de su contrato de trabajo por motivos objetivos con causa productiva. Efectivamente, la pérdida del citado servicio, para el cual, Usted prestaba su actividad, obliga a esta empresa a proceder a la amortización de su puesto de trabajo".

Como consecuencia de lo anterior, se pone a su disposición la indemnización legal de 20 días año por importe de 11.000 € que el trabajador cobra y no impugna la extinción.

Paralelamente firma un nuevo contrato con la nueva adjudicataria en el que se pacta un periodo de prueba de 2 meses y un documento anexo en que se dice: "Que reconoce que la antigüedad con esta empresa (nueva adjudicataria) es la que figura en el contrato, sin que se adeude por ningún tipo de concepto cantidad alguna a fecha de hoy. Que no existe por tanto ningún tipo de relación de índole laboral anterior que le vincule con (nueva adjudicataria). Que manifiesta que fue totalmente saldado y finiquitado por todos los conceptos por la anterior empresa para la que prestó servicios (antigua adjudicataria). Y para que así conste firma el presente documento en prueba de conformidad con todo lo que se expone".

Dentro de los 2 meses de prueba la nueva adjudicataria ha rescindido por no superar el mismo, el contrato con el trabajador, y éste ha demandado alegando que la suscripción de un nuevo periodo de prueba no es válido puesto que ya se habían prestado los mismos trabajos para la adjudicataria anterior y además en la demanda postula la antigüedad que tenía en la adjudicataria anterior muy superior al mes y medio que efectivamente ha trabajado en la empresa.

Se pide análisis y opinión sobre lo siguiente:

- Si la nulidad del periodo de prueba podría prosperar, porque en cierto modo es verdad que los trabajos a la adjudicataria anterior se habían prestado, pero al haber convenido las partes que la relación nacía ex novo y que el trabajador aceptó voluntariamente la extinción de la adjudicataria anterior, cobró la indemnización legal por la mencionada extinción y aceptó en escrito redactado para la ocasión que nada tenía que reclamar con anterioridad al inicio de la nueva relación, y si por la teoría de los actos propios es perfectamente defendible la validez de periodo de prueba.

- Con independencia de la validez o no del periodo de prueba, si con los antecedentes expuestos lo que no debería de prosperar sería la antigüedad postulada por el trabajador, ya que el trabajador aceptó voluntariamente (no impugnó) la extinción de la relación laboral anterior, que ahora pretende hacer valer para postular una mayor antigüedad, y fue indemnizado por ello. Suponemos que se puede alegar la teoría de los actos propios y que lo contrario llevaría a un enriquecimiento injusto ya que cobraría la indemnización de una empresa y la misma antigüedad le serviría para cobrar una mayor antigüedad de la empresa sucesora.

En cuanto a la cuestión de hecho de trabajador que no se subroga en una contrata, por no reunir los requisitos del convenio colectivo del sector empresarial, siendo despedido objetivamente en base al art. 52.c) del E.T., pasamos a contestar a las dos dudas planteadas:

Periodo de prueba

Existe un reiterado criterio jurisprudencial que pone de relieve, que el periodo de prueba pactado no es válido si ya se trabajó antes en igual puesto en la misma empresa o en otra empresa con vinculaciones que permiten afirmar que la nueva empresa conoce la capacidad del empleado (entre otras, STS  25-11-2005, Rec. 5064/2004; 18-1-2005, Rec. 2053/2004). En el supuesto consultado, si el puesto de trabajo fuera exactamente el mismo con las mismas funciones y tareas, podría defenderse la nulidad de dicho periodo de prueba, con independencia que se tratara de una nueva empresa, si el trabajador ya había acreditado con la anterior su actitud por el ejercicio de iguales tareas que comporta un conocimiento de la actitud del nuevo contratista ante las circunstancias concurrentes.

En el supuesto que las tareas o condiciones de trabajo no sean las mismas o parcialmente diferentes, sería factible el pacto de un periodo de prueba, ya que estamos ante una nueva contratación laboral en la que no existe sucesión empresarial por el no cumplimiento de la obligación de subrogar, y en consecuencia, no tener la empresa entrante conocimientos sobre la aptitud del trabajador y la realidad de lo que hacía.

De todas formas, y como más adelante se expondrá, al no computarse la antigüedad a efectos indemnizatorios ni retributivos, la problemática de la extinción en el periodo de prueba pactado, si se declara inválido, no tendría gran relevancia, ya que la indemnización a abonar sería muy pequeña.

Antigüedad determinante de la indemnización

Dado que la relación laboral del trabajador fue extinguida con anterioridad mediante despido objetivo percibiendo la correspondiente indemnización, no podrá hacer valer ante la nueva empresa la antigüedad anterior, ya que no estamos ante una subrogación ex lege del art. 44 del E.T. o convencional del convenio colectivo del sector empresarial, habiéndose extinguido el vínculo y estarse ante una nueva relación laboral, por no aplicación del convenio colectivo.

Es aplicable al supuesto consultado la sentencia, entre otras, del Tribunal Superior de Cataluña de 20-7-2000 (AS 2571), en la que se ponía de manifiesto, que “si en la prestación de servicios existió una previa resolución de la relación laboral por causa objetiva y válida sin fraude en la sucesión contractual, no se computa la antigüedad desde el comienzo, sino que se limita a la nueva contratación”.

En definitiva, la pretensión del trabajador de hacer valer la antigüedad de la anterior contratista carece de fundamento legal y jurisprudencial.