Las arcas españolas aportan a las europeas más de lo que reciben por primera vez en la historia

Las arcas españolas aportan a las europeas más de lo que reciben por primera vez en la historia

(La Vanguardia, 25-01-2015)

Por primera vez desde que España entró en la UE en 1986, los ingresos que se reciben de Bruselas son menores que las aportaciones españolas. Las arcas españolas empiezan a aportar a las europeas más de lo que reciben. Según los datos publicados por el Tesoro arrojan un balance negativo para España de nada menos que 1.600 millones de euros en 2014, la diferencia entre los 10.540 millones de ingreso y los 12.156 millones en pagos contabilizados.

Atrás quedan los años en que España recibía una lluvia de millones para converger con sus vecinos europeos: un saldo positivo de 84.313 millones en las primeras dos décadas tras la adhesión y otros 10.200 entre 2007 y 2013. Este resultado negativo sería una magnífica noticia si se debiera a que las aportaciones a la UE hubiesen crecido por el mayor consumo, incremento del IVA recaudado, y por la mayor renta nacional, pero en realidad el pasado año solo está cuatro millones por encima de lo que se aportó a la UE en 2007, antes del estallido de la crisis. La clave está en que se han recibido bastantes menos fondos comunitarios.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, señala que este balance negativo “se ha producido, fundamentalmente, debido al incremento en las aportaciones por el abono el 1 de diciembre de 2014 de 589 millones de euros netos” por la actualización de los cálculos de la Renta Nacional Bruta. “Esta aportación se recuperaría una vez se aprobara el presupuesto rectificativo al que Gran Bretaña se opuso a finales de año pasado”, porque tendría que abonar 2.000 millones adicionales con el nuevo cálculos. “Por esa razón, el impacto en nuestro saldo ha sido negativo”, explica Hacienda en un correo electrónico.