Batacazo del PP que pierde plazas emblemáticas y la mayoría de las mayorías

El PP ha ganado las elecciones municipales por un ajustadísimo resultado sobre el PSOE, al que aventaja en 1,9 puntos al 99,47% del escrutinio, pero los socialistas le han ganado en cinco comunidades y el PP se ha hundido además en dos de sus feudos: Madrid y Valencia. La participación en municipales es del 64,94%, ligeramente inferior a 2011. El Partido Popular también sufre un importante retroceso de poder en las elecciones autonómicas celebradas en 13 comunidades, dónde sólo se asegura mantener el poder en cuatro: Castilla y León, Madrid, Murcia y La Rioja. Asimismo, solo conserva una absoluta en Ceuta.

Barcelona representa en buena medida otro de los terremotos políticos de la noche, la fuerza de los partidos emergentes: la nueva candidatura Barcelona en Comú, encabezada por Ada Colau y apadrinada por Podemos, ha sido la primera fuerza en la capital catalana con 11 concejales de los 41 del consistorio, seguida de cerca por CiU con 10 y por otros cinco partidos más.

El PP ha sufrido sendos batacazos en dos de sus graneros de votos municipales: Madrid y Valencia, donde se ha dejado 16 y 27 puntos, respectivamente. En la capital de España, donde gobierna con mayoría absoluta desde el año 1991, la 'popular' de Esperanza Aguirre supera en sólo un escaño a Manuela Carmena (Ahora Madrid, ligada a Podemos), y esta última podrá gobernar si la apoya el PSOE. La cuarta fuerza es Ciudadanos, que no da la mayoría absoluta ni a una ni a otra candidata.

Y en la Comunidad Valenciana, el descalabro del PP se refleja en los 20 puntos que ha perdido en cuatro años y en que puede perder las tres capitales si se alían el PSPV, Compromís y las nuevas formaciones ligadas a Podemos. En Valencia, el feudo de Rita Barberá hasta ahora, el PP pasa de 20 a 10 concejales, aunque sigue ganando. Compromís triplica su resultado y se coloca como segunda fuerza, seguida por C's, PSOE y Valencia en Comú. Si estos dos últimos partidos suman sus votos a Compromís, alcanzan la mayoría absoluta y pueden arrebatar la alcaldía a la candidata del PP.

En otras ciudades como A Coruña, el golpe también ha sido duro, y lo mismo ha sucedido en las capitales de provincias andaluzas. Podemos no concurría esta noche a las elecciones municipales con su marca pero su grupos próximos pueden gobernar, además de Barcelona y Madrid, Zaragoza. Los socialistas por su parte le arrebatan Sevilla al PP, pero logran pésimos resultados en Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia. En cuanto a Ciudadanos, la otra gran fuerza emergente en estas municipales, logra el 6,55% de los votos (1,4 millones de votos), algo alejado de las previsiones de las encuestas. Por su parte, UPyD se ha estrellado e IU ha logrado malos resultados.